Fuente de Híspalis

Fuente de Híspalis

La Fuente de Híspalis, también llamada Fuente de Sevilla, es una fuente situada en la plaza Puerta de Jerez de la ciudad de Sevilla (Andalucía).

En principio fue instalada en la plaza con motivo de la Exposición iberoamericana de 1929, ya que se trataba de adecentar el ensanche que se había originado en la Puerta de Jerez al dar continuación a la que actualmente se conoce como la avenida de la Constitución.

Representa en el centro, a la ciudad, rodeada por ello de símbolos alusivos: la rueda dentada de la industria, el caduceo del comercio y también unas hojas para la agricultura. Se encuentra sentada sobre una especie de grandes hojas de loto, sostenidas por figuras de niños desnudos, subidos a unas grandes tortugas. En el perímetro de la taza iban otros cuatro niños con caracolas de las que manaba agua. El conjunto de niños y surtidores de agua hizo que la voz popular llamara por ello a la fuente “de los meones”. Estos niños desaparecieron en el año 1939 y nunca más se supo de ellos.

Por ello, en el año 2015 se realizaron unas importantes obras de restauración, por lo que la fuente volvió a recuperar los niños meones, una copia exacta de los que se perdieron.

Curiosidades:

En la Puerta Jerez también existen expuestos los restos de una antigua calzada romana pero al estar tan integrada con el resto de la plaza y sin ninguna señal de aviso, nadie que no conozca de antemano esta historia lo sospecharía jamás.

Además, el escultor de la Fuente de Híspalis, Manuel Delgado Brackembury, utilizó para las caras de los “meones” a los niños que vivían en los alrededores de su taller como modelos. Además, se puede ver que una niña lleva una muñeca, junto a otro niño que llora.

El escultor, para la realización de su obra, se inspiró en la Fuente de Las Cibeles madrileña. En cambio, la dama que corona la fuente representa a la ciudad de Sevilla.

Finalmente, otro dato curioso es que en esta plaza (Puerta de Jerez) también nació un Premio Nobel de literatura: el poeta Vicente Aleixandre, miembro de honor de la llamada Generación del 27.

Tiene Sevilla una fuente
con unos niños meones. Que la mamá que los cuida
no le pone ni calzones. Y caso raro, y caso raro,
que no usen los niños
Olé, olé, olé
polvos de talco.


Versos compuestos por el Trovador de Sevilla (Paco Palacios “el Pali”)

Fuente: viajerocurioso.e.

¡Comparte!

Deja un comentario